TRADICIÓN FAMILIAR

En 1896 Tomás Orusco, organista sacristán y apicultor fundó una pequeña bodega en Valdilecha, localidad del sudeste de Madrid, situada en un bonito valle rodeado de pinos, olivos y viñedos. El primer vino elaborado por la familia fue el “Vino de Misa” Orusco.

En los años 40 su hijo Juan Bautista, sacristán, organista y creador de esencias, decidió aumentar la elaboración a vinos blancos, tintos y claretes que vendían tanto al público como en cisternas a granel.

En los 80, su nieto Juan B., también apasionado de la música y del vino vio la necesidad de modernizar la antigua bodega y añadir la tecnología más puntera para crear vino de calidad. Así se crearon las marcas Maín y Viña Maín que dan nombre a los vinos con D.O. Vinos de Madrid.

Actualmente, conviven la tercera y cuarta generación aportando sus conocimientos técnicos y el trabajo diario para conseguir mejorar año tras año los vinos de BODEGAS ORUSCO.

BODEGA

BODEGA

La Bodega está estructurada en una parte más artesanal y otra más industrial. Se siguen conservando las enormes estructuras de cemento para fermentar el vino tinto junto a los modernos equipos de frío y a las barricas de madera.

En la propia Bodega tenemos tienda con venta directa de todos nuestros productos + accesorios para degustar un buen vino.

Subir
Diseño Web nlocal